2020-07-06

Cómo trabajar la rivalidad y celos entre hermanos

Los celos son uno de los sentimientos más complejos dentro del proceso psicológico; la respuesta emocional que da como resultados una serie de reacciones oscuras y que trae como consecuencia sensaciones de inseguridad, inquietud y miedo al abandono.

Y si hablamos de celos entre hermanos, estamos ante un trabajo de los padres/madres principalmente, para ayudar en los conflictos de los peques, basadas en el entendimiento, la igualdad, calma y respeto.

Esta tarea, aunque de entrada, parece un tanto complicada, si comenzamos a trabajarla desde el principio, mediante una gestión emocional donde enraicemos valores como la normalidad, será bastante más sencillo.

Es bueno trabajarlo desde la llegada de un nuevo miembro de la familia, para que el niñ@ se sienta involucrado desde el principio y lo identifique como algo normal, donde él es parte del proceso.

200375

Aquí os damos algunos consejos para ayudarte en el proceso:

  • Involucrar al niñ@ en el proceso desde el principio y vivirlo como algo normal: la llegada de un nuevo miembro a la familia les hará darse cuenta de que son un miembro importante y contribuyente de la familia, y que la vida del nuevo hermano es algo alegre para todos. Pero dentro de este proceso, es importante respetar los sentimientos del niñ@ que puede sentirse un tanto enojado y reaccionar de forma agresiva, en algunos momentos. Es importante darle su espacio y tratar de empatizar con él en este proceso, sin quitarle importancia y tratando de tranquilizarle, porque se sentirá como “el príncipe destronado” y eso es algo completamente normal.

  • Los celos entre hermanos, hay que entenderlos como parte del proceso de desarrollo emocional del niñ@. Por eso, es importante fomentar el diálogo e involucrar al niñ@ en las tareas que se vienen encima, como cuidar de su hermano pequeño o hablarle sobre la importancia de su papel, como hermano mayor, para el bebé que está en camino. Esto también ayudará al niñ@ a comenzar a asumir ciertas responsabilidades y a seguir trabajando su propia independencia.

  • Contarle historias divertidas de cuando él era bebé, puede ayudar también a fomentar esta normalidad dentro del proceso. Intentar darle vida a su propia infancia puede aminorar la sensación de celos entre hermanos. O incluso, hablarle de alguien cercano que haya tenido un bebé recientemente.

  • Darle la oportunidad también para que sienta al bebé desde la tripilla de la madre; esto ayudará a que el bebé se vuelva real para el peque, incluso antes de que aparezca y que pueda hablar con el bebé en camino, ponerle música y sentirse parte del proceso. Ayudará también en la convivencia entre hermanos a posteriori.

  • Trabajar las emociones con el pequeño: somos un espejo para los pequeños, con lo que también es importante mirarnos a nosotros mismos, ver qué estamos sintiendo, porque eso es lo que estaremos proyectando al pequeño. Rutinas como yoga a través de la respiración, donde involucremos al bebé no nacido y a nuestro otro [email protected], nos darán excelentes resultados para trabajar en la sintonía y en intercambio de energías, que aminorarán considerablemente la sensación de celos entre hermanos.

Ya sabéis que la relación entre hermanos es una de las relaciones más duraderas que existen en la vida, por algo se dice que ¡el amor y los celos son hermanos gemelos!, así que démosle su espacio y seamos partícipes de sus emociones.

Actividades que te pueden interesar

Actividades Online

Ofrecemos actividades guiadas y personalizadas para estimular las necesidades evolutivas de los niños.
Contacta con nosotros para recibir más información.