2020-06-10

Los buenos hábitos del sueño en los niños

El sueño en la infancia es un factor vital para lograr una buena salud y un buen desarrollo de nuestros peques. El sueño infantil es sumamente importante, pues durante las horas del sueño es donde se produce el proceso de fijación de una de las funciones claves del cerebro: la Memoria. Además, contribuye al crecimiento y al desarrollo normal del cerebro y del sistema nervioso.

El sueño infantil favorece a que nuestros peques respondan mejor a los estímulos y puedan desenvolverse de manera más racional, reduciendo las conductas impulsivas y emocionales que caracterizan a los niñ@s. De esta forma, nosotros como padres/madres, debemos promover un adecuada dosis de sueño en nuestro niñ@s para que desarrollen buenos hábitos y puedan logran un buen crecimiento.

Pero, ¿cuál es la dosis de sueño en la infancia adecuada para cada edad?

Se recomienda que los niñ@s de entre 1 a 3 años deberían dormir aproximadamente entre 12 a 14 horas por día; mientras que los de entre 3 a 5 años, el tiempo recomendado es entre 10 y 13 horas. La dosis va disminuyendo según van creciendo: así, a partir de los 6 años, se recomienda una media de 10 horas.

Existen estudios que demuestran cuales son los efectos del sueño en los pequeños. Por ejemplo, los niñ@s que han pasado menos tiempo del indicado sin dormir, puede que sufran de enfermedades crónicas como otitis; además de ser alumnos con menor rendimiento académico. Suelen tener calificaciones más bajas, mayores dificultades para la expresión y para los ejercicios de lógica y matemáticas.

Los trastornos del sueño en la infancia, pueden llevar a que sufran fuertes desórdenes alimenticios, como obesidad, así como fuertes jaquecas, y ciertos problemas de la personalidad; como podrían ser inseguridad, o extrema timidez.

¿Cómo podemos lograr que nuestro peques lleves una rutina ordenada y logren un adecuado sueño infantil?

  • Mantener una rutina diaria: Establecer horas para despertarse, para dormir, al igual que hacemos con las comidas. De esta forma, al niñ@ le ayudará a sentirse más seguro y le ayudará a que la hora de dormir sea más fácil.

  • Establecer hábitos antes de ir a domir: Cepillarse los dientes, leerles un libro o incluso establecer rutinas de relajación, con masaje y respiración, les ayudará a establecer un sueño reparador.

  • Estar activo durante el día: establecer rutinas que ayuden al peque a gastar calorías y a generar los circuitos energéticos adecuados.

  • Vigilar el tiempo que pasan delante de una pantalla: Es necesario establecer los límites del consumo digital: pantallas de TV, ordenadores, tablet… Al menos 1 hora antes de dormir, vigila que todas estén apagadas.

*Alimentación: una cena no demasiado calórica, ayudará a conciliar mejor el sueño.

Recuerda, los niñ@s están hechos de sueños, ayudemos a seguir construyendo.

Actividades que te pueden interesar

Actividades Online

Ofrecemos actividades guiadas y personalizadas para estimular las necesidades evolutivas de los niños.
Contacta con nosotros para recibir más información.